9 casos reales de despidos disciplinarios declarados procedentes por los tribunales | SPI - Asesoría de Empresas y Autónomos

Noticias

30oct2014

9 casos reales de despidos disciplinarios declarados procedentes por los tribunales

¿Realmente es tan difícil que un despido disciplinario impugnado por un trabajador sea declarado procedente? A pesar de que está muy extendida la idea de que los tribunales “tumban” estos despidos de forma masiva, la realidad es que hay muchas sentencias declarando la procedencia del despido. Éstos son sólo algunos ejemplos ilustrativos recientes:

  1. Despido por hurto. Es procedente el despido disciplinario de un trabajador por sustraer productos de la empresa (en el caso de la sentencia, botellas de vino por valor de unos 150 euros). La empresa, que sospechaba del hurto, llamó a la Guardia Civil para que abriera la taquilla del trabajador, donde había guardado los productos (sent. del TSJ de Castilla y León de 10.09.14).
  2. Despido por abandono injustificado de puesto de trabajo. Supone una trasgresión de la buena fe contractual, sancionable con el despido, incumplir el horario de trabajo, marchándose antes de tiempo, así como tratar de ocultar estos hechos a la empresa. En el caso de la sentencia, una clienta que había contratado a una empresa de limpieza de locales y domicilios, se quejó de que la limpiadora que le habían enviado había abandonado su puesto de trabajo antes de que terminara su jornada, no recuperando ese tiempo posteriormente (sent. del TSJ de Cantabria de 29.07.14).
  3. Despido de un trabajador por utilizar los medios informáticos de la empresa para fines personales. Es procedente el despido de un trabajador (incluso aunque se trate de una trabajadora embarazada) por utilizar para fines personales los medios informáticos y tecnológicos de la compañía (internet, e-mail, móvil corporativo…) si en la empresa existe una política de prohibición expresa sobre el uso personal de dichos medios (sent. del TSJ de Cataluña de 10.02.14).
  4. Despido por colgar vídeos de la empresa en Facebook. Es procedente el despido disciplinario de un trabajador por publicar imágenes de las cámaras de videovigilancia de la empresa en las redes sociales en las que aparecen otros empleados de la compañía. En concreto, una trabajadora colgó en su muro de Facebook un vídeo (imágenes de las cámaras de seguridad) en el que aparecían dos trabajadoras que se habían caído colocando cosas en el supermercado. En el vídeo se hacían comentarios jocosos sobre estas trabajadoras. El tribunal entiende que el despido es procedente porque las imágenes no eran propiedad de la trabajadora (sino extraídas de las cámaras de la empresa y a las que ella tenía acceso porque era la encargada) y por vulnerar el derecho a la intimidad de las empleadas que aparecían en el vídeo (sent. del TSJ de Castilla y León 30.04.14).
  5. Despido por fraude en el cobro de comisiones. Es procedente el despido disciplinario de un trabajador (comercial) por tratar de cobrar indebidamente comisiones de clientes que no le correspondían. En la sentencia, el trabajador dio de alta en el sistema informático a dos supuestos nuevos clientes que, en realidad, ya figuraban en la cartera de clientes, por lo que percibió unas comisiones indebidas de 2.800 euros (sent. del TSJ de Castilla y León de 28.07.14).
  6. Despido por faltas injustificadas de puntualidad grabadas con cámaras de videovigilancia. Es procedente el despido de un trabajador por faltas de puntualidad (llegar tarde o marcharse antes) que quedan demostradas por las imágenes de las cámaras de videovigilancia instaladas por la empresa. En la sentencia, una trabajadora que atendía una tienda de fotografía fue despedida por la empresa tras visionar las grabaciones de las cámaras de seguridad (cuya existencia conocía la trabajadora) y comprobar que había tenido retrasos diarios continuados de una media de 10 minutos y que un día había cerrado la tienda en horario de apertura, impidiendo que entrara ningún cliente (sent. del TSJ de Galicia de 23.07.14).
  7. Despido de un gerente por su mala gestión económica. Es procedente el despido disciplinario por transgresión de la buena fe y abuso de confianza de un gerente (relación laboral común, no alto directivo) por una gestión económica que ponga en peligro o comprometa la situación financiera de la empresa. En concreto, el gerente no se preocupó de que la empresa (entidad pública) cumpliera con la obligación de presentar la rendición anual de cuentas, realizó actos de representación en nombre de la entidad sin estar expresamente apoderado para ello y, sin autorización de la junta directiva, dejó de abonar las cuotas de un préstamo contraído por la empresa (sent. del TSJ de Extremadura de 4.08.14).
  8. Despido por incumplimiento de órdenes y por agresiones. Es procedente el despido disciplinario de un trabajador que se niega a acatar las órdenes de sus superiores y, cuando se le reprende por ello, trata de agredir a su jefe. En el caso de la sentencia, un trabajador (conductor de camiones) se negó a realizar un viaje de trabajo sin justificación (al parecer, su objetivo era forzar el despido). Cuando el administrador fue a reprenderle por su actitud, le empujó y le amenazó (sent. del TSJ de Madrid de 18.07.14).
  9. Despido por quedarse dinero vendiendo productos de la empresa. Es procedente el despido disciplinario por transgresión de la buena fe contractual de un trabajador que vendía los productos de la empresa y cobraba el importe de algunas ventas sin entregar el dinero recaudado a la empresa, y lo es independientemente de la entidad económica de lo sustraído. En el caso de la sentencia, el trabajador (vendedor a domicilio) se quedó el dinero de la venta de una serie de productos. La empresa se enteró porque otro empleado fue a requerir a un cliente que pagara lo que debía y éste le contestó que ya había abonado el importe a otro vendedor (sent. del TSJ de Cantabria de 29.07.14).
  • 30 oct, 2014
  • Asesoria LABORAL
  • 0 Comments

Share This Story

Categories

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *